Estos son los signos que no supe ver en mi depresión

signos que no supe ver en mi depresión

Seguimos manteniendo una imagen errónea de la depresión. Este trastorno psicológico no siempre tiene el rostro de la tristeza, de un cuerpo acurrucado en una habitación a oscuras. La depresión es portable, podemos sonreír e incluso acudir al trabajo. Es como vivir atrapado en una caracola desde donde escuchar el sonido del exterior pero sin sentir nada, sin emocionarnos, sin poder conectar con autenticidad con la vida.

Estoy mal, hoy no puedo con nada: me siento incapaz de afrontar mi día

Estoy mal, hoy no puedo con mi día, todo me pesa, todo me duele y lo único que me apetece es hacerme un ovillo bajo las sábanas. En silencio. En soledad. Lejos de todo. ¿Te suena esta sensación? ¿Es quizá la que estás viviendo en este mismo momento? Si es así, respira hondo, porque un mal día no es una mala vida, es más, tienes pleno derecho sentirte de este modo