Psicología de la personalidad

Cómo conseguir lo que quieres según la neurociencia


Para conseguir lo que quieres no necesitas pedir un deseo a un cometa o soplar un diente de león. Los deseos son metas y las metas propósitos que uno puede planificar con esfuerzo, resolución, compromiso y unas pequeñas pinceladas de entusiasmo. En ese camino hacia el logro puede ayudarnos la neurociencia y lo consigue al permitirnos, entre otros hitos, comprender cómo funciona el cerebro en dicho proceso.

Si bien es cierto que últimamente vemos un exceso de disciplinas que llevan como prefijo el término «neuro» (neuroeducación, neuromárketing, neuroplasticidad, neuroeconomía…) hay un hecho innegable. Nos interesa todo aquello que tenga que ver con nuestro cerebro. Comprender su funcionamiento es un primer paso para entendermos mejor, para ser menos disonantes.

Como señaló una vez Carl Sagan en su libro El cerebro de Brocala comprensión es sinónimo de alegría y pocas cosas nos satisfacen más que el aprendizaje, que adquirir un saber que nos es útil. Así, entender qué enfoques, estrategias y dimensiones facilitan la satisfacción de nuestros deseos nunca está demás.

Puede incluso, que pueda cambiarnos la vida. Descubrámoslo.

Cerebro representando cómo conseguir lo que quieres

 

Conseguir lo que quieres es posible y el cerebro puede ayudarte

Las personas tenemos poderes, capacidades que, lejos de ser sobrenaturales, se nutren de habilidades que todos podemos despertar, desarrollar y aplicar. Hablamos de dimensiones, como la creatividad, la confianza, la capacidad de ilusionarnos, de no rendirnos, de planificar, de soñar y hacer uso, en esencia, de todo ello que articula y facilita el cerebro.

Por tanto, saber qué es lo que más le favorece puede servirnos de valiosa estrategia para lograr lo que deseamos. Muchas veces, y casi sin saberlo, actuamos en su contra y asumimos unos hábitos claramente nocivos para su equilibrio interno. De esta manera seremos capaces de sintonizarnos mucho más con él, conectando con nuestras necesidades para sacar el máximo rendimiento.

Como señalaba el genetista Francis Collins, el cerebro es el órgano más complicado del universo. Tiene cien mil millones de neuronas y cada una de ellas conforma, a su vez, unas 10 000 conexiones. Usémoslo para el bien, porque más allá de los misterios que encierre, es emocionante ponerlo a nuestro servicio para ser más felices, para hacer de este mundo un escenario mucho mejor.

Descubramos por tanto qué estrategias te ayudarán a conseguir lo que quieres.

Si tienes un deseo, traza un plan y establece unos hábitos que repetir día tras día

El cerebro necesita hábitos, rutinas, actividades que organicen el tiempo y que le ofrezcan seguridad. Todo ello, reduce el estrés y regula un sin fin de procesos internos. Asimismo, la región cerebral que nos permite adecuarnos a esos hábitos para poder concentrarnos y focalizarnos en objetivos, es el cuerpo estriado.

Gracia a esas rutinas, cuerpo y mente trabajan en armonía para ayudarnos a conseguir metas y propósitos. Por otro lado, el saber qué debemos hacer en cada momento, nos permite reducir la dilación y la procrastinación.

Así pues, no lo dudes: si deseas algo traza un plan y diseña un horario.

Desactiva los pensamientos negativos mediante la actividad física y la música

Para conseguir lo que quieres debes hacer frente a tu peor enemigo: el derrotismo y la negatividad. Estas dimensiones harán acto de presencia mediante frases como «mejor olvídate de esa meta porque no la vas a conseguir» «eso que tienes en mente es un imposible… »

Cada vez que surjan estas ideas tenemos dos estrategias. La primera, es movernos, dar actividad al cuerpo mediante el ejercicio físico, el baile, etc. Se trata simplemente de activar el cuerpo y el corazón para dar un aporte de endorfinas y serotonina al cerebro. A veces, basta con media hora de actividad para ver las cosas de otro modo.

Por otro lado, tenemos a nuestro alcance otra herramienta sensacional: la música. Esta, no solo mejora nuestro estado de ánimo. Además, algo tan relajante como escuchar música de fondo favorece nuestra capacidad de atenciónEstudios, como el llevado a cabo en la Universidad de Ginebra, apoyan esta interesante relación.

Para conseguir lo que quieres debes confiar en ti

Científicos del Wellcome Trust, un centro de investigación biomédica de Londres realizaron un interesante trabajo en el 2012. La finalidad era comprender por qué hay personas que toman mejores decisiones y eligen mejor, personalidades que aciertan en lo que hacen y que a menudo, logran lo que desean.

Algo que descubrieron mediante resonancias magnéticas es que ante cada decisión tomada, se activa en mayor grado una región en la parte frontal del cerebro, la corteza prefrontal ventromedial. ¿Qué significa esto? Esta área tiene como finalidad el ayudarnos a valorar las opciones que se nos presentan. Para hacerlo de manera correcta, debe activarse también un proceso muy decisivo: la autoconfianza.

Es necesario por tanto que confíes en ti. Solo cuando tenemos claro lo que deseamos y confiamos en nuestras capacidades, tomamos mejores decisiones al discriminar qué es mejor para nosotros y qué no lo es. Así, quien duda, quien tiene miedo o se muestra inseguro, difícilmente se abrirá camino hacia su objetivo.

Chica escuchando música

 

Cuando estés cansado, haz algo creativo

En nuestro trayecto hacia esa cima dorada en la cual se asientan nuestros deseos, de vez en cuando, aparece el agotamiento psicológico. Lo habitual cuando surge ese cansancio que da paso a la niebla mental es hacer algo mundano, como ver series; actividades que no nos requieran esfuerzo y en las que seamos sujetos pasivos.

Ahora bien, hay una iniciativa más interesante que tu cerebro agradecerá: haz algo creativo. Tareas como dibujar, modelar, componer, pintar o cualquier otra tarea en la que activar la creatividad, logran que la mente se encienda y surja de nuevo la motivación. Entramos además en ese estado de flujo del que nos habla el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi y al poco, aparece el bienestar.

La ansiedad debe estar a nuestro favor, nunca en contra

Por último, en ese propósito por conseguir lo que quieres, nos queda por tener en cuenta un aspecto capital. Más allá de lo que podamos pensar, para lograr algo necesitamos una adecuada activación interna y por tanto, la ansiedad debe estar presente.

No obstante, hablamos de esa ansiedad saludable que enciende la motivación, que nos insta a movernos a estar pendiente de los estímulos que nos rodea, atentos a las oportunidades. Un nivel justo y adecuado de activación es siempre necesario.

Ello implica por tanto, ser conscientes de que esta no debe sobrepasarnos en ningún momento. Porque entonces, la mente dejará de ser nuestra aliada, la ilusión se transformará en preocupación y ese viaje hasta nuestra meta se volverá muy dificultoso. Tengámoslo presente.

Para concluir, estas estrategias no son más que pequeños puntos de partida que tener en cuenta en el día a día. Son también, estrategias de bienestar que cuidarán un poco más de nuestro cerebro. Pongámoslas en marcha.

Artículo publicado originalmente en LA MENTE ES MARAVILLOSA

Categorías:Psicología de la personalidad

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s