Reflexiones

Estas son las frases que mi pareja narcisista usaba para silenciarme


Tener una pareja narcisista es sinónimo de sufrimiento. Porque estos perfiles de personalidad actúan como verdaderos francotiradores emocionales: engañan, manipulan, devalúan dignidades, boicotean autoestimas y tergiversan el amor para convertirlo en sucedáneo que sabe a amargura y decepciones.

Sin embargo ¿por qué razón un hombre o una mujer narcisista abusa de aquellos a los que ‘supuestamente’ ama? Básicamente porque no pueden ni quieren evitarlo. Porque carecen de una auténtica empatía emocional. También, porque entienden las relaciones como escenarios de los que obtener un beneficio.

Por otro lado, algo que debemos tener en cuenta es que, en muchos casos, estamos ante una condición psicológica muy concreta. Se sabe que cercan de un 2% de la población padece un trastorno de la personalidad narcisista. Asimismo, otra pregunta que sin duda podemos hacernos es la siguiente ¿por qué nos enamoramos de personas capaces de hacernos tanto daño?

Estas son las frases que mi pareja narcisista usaba para silenciarme

Lo hacemos porque el hombre narcisista o la mujer narcisista cautiva. Atraen por su seguridad, por su extroversión, por su don de la palabra, su trato agradable, su ingenio y esa artesanía extraordinaria para hacernos sentir especiales, importantes en sus universos personales.

Caemos rendidos en esa tela de araña hasta que un buen día nos damos cuenta de esa trampa emocional… Es más, estudios como el llevado a cabo por el doctor John Rauthmann de la Universidad de Psicología Humboldt de Berlín nos lo dicen bien claro: los narcisistas presentan un comportamiento altamente atractivo. Mucho más que los psicópatas.

Frases que mi pareja narcisista utilizó para anularme emocionalmente

La pareja narcisista se vale de la comunicación para invalidar al otro. Lo hace con elevada efectividad porque son grandes ingenieros de la manipulación emocional. De este modo, es muy común que hagan uso de un tipo de sentencias, frases y comentarios para tomar el control sobre nosotros y silenciarnos. Son los siguientes.

1. ¡Pero qué sensible eres! /  ¡Eres un exagerado, te lo tomas todo a la tremenda!

Contigo no se puede hablar, te lo tomas todo a la tremenda y enseguida te imaginas lo peor. ¿Te suena esta frase? Es un modo casi devastador de inutilizar al otro, de hacerle creer que sus emociones son inválidas, que se preocupa sin razón, que sufre sin sentido.

Nunca le des veracidad a este tipo de comentarios.

2. Era solo una broma, está claro que no tienes sentido del humor

Así es, la pareja narcisista te hará creer que ese insulto que te ha lanzado, que ese desprecio o vacío que te ha hecho en público no era más que una broma; algo que tú no puedes apreciar porque, claro está, no tienes su ingenio.

No lo creas. No escuches ni des veracidad a estas palabras. Porque diciéndote eso puede camuflar su comportamiento abusivo, y además, anular tu autoestima.

3. El problema, cariño, lo tienes tú

No importa si te ha mentido. No tiene importancia si critica cada cosa que haces o dices. Tampoco es relevante si tu ánimo está por los suelos por ese desprecio que te ha hecho. Sea como sea, en cualquier circunstancia o situación, el culpable de todo lo que ocurra eres tú y no la persona narcisista.

Nunca pierdas la brújula del sentido común y tu dignidad ante estos comportamientos, no caigas en esta red de araña y recuerda que quien te hace daño, no te ama. Quien bien te quiere jamás te hará sufrir.

4. Estás imaginado cosas que no son, ya te has montado tu propia película

Si la pareja narcisista logra hacerte creer que te estás imaginando lo que no es, lo más probable es que te cuestiones a ti mismo. Este es un recurso muy común en todo abusador emocional y psicológico.

Si recuerdas la película Gaslight (1944) el personaje de Charles Boyer hacía creer a su nueva esposa, Ingrid Bergman, que la casa de su tía estaba embrujada. De ese modo, podía internarla en un psiquiátrico. Para lograrlo, no duda en encender las luces de gas o hacer ruidos en el ático para que ella no pudiera discernir entre lo real y lo imaginario.

5. ¿No te das cuenta? No estás bien, está claro que necesitas ayuda

Este dato es importante: la  mayoría de las personas que han dejado atrás una relación con una pareja narcisista evidenciaron trastornos de ansiedad y depresiones. Convivir con este tipo de personas genera un gran desgaste psicológico y esto, lo usa a su favor el narcisista.

Quien presenta un auténtico comportamiento patológico es la otra persona, no tú. El único responsable es quien nos manipula y nos vulnera. No obstante, nos harán creer en todo momento que el problema lo tenemos nosotros. Estas dinámicas nos sumen en auténticos agujeros negros, en cárceles emocionales que van quitándonos capa a capa, toda fortaleza y dignidad.

El narcisista coarta y lo hace para asumir el control y obtener el poder. De este modo, refuerza su autoestima a costa de nuestra integridad. No lo permitamos, reaccionemos cuanto antes y pongamos distancia de este tipo de personalidades. Ganaremos en salud y en equilibrio psicológico.

Bibliografía

  • Rauthmann, J. F., & Kolar, G. P. (2013). The perceived attractiveness and traits of the Dark Triad: Narcissists are perceived as hot, Machiavellians and psychopaths not. Personality and Individual Differences54(5), 582–586. https://doi.org/10.1016/j.paid.2012.11.005

Categorías:Reflexiones

2 replies »